15 de enero de 2013

El sastre

El sastre - Giovanni Battista Moroni - 1565/1570
óleo sobre lienzo - National Gallery, Londres

No es fácil mirar atrás
y no encontrar tus huellas
protegiendo mi camino;
las borró el viento y el mar
una madrugada fría.

Mis rasgos son más tuyos que míos
y -con los años- te veo más en mi;
no me molesta;
pero duele haber perdido la oportunidad del beso;
duelen los silencios,
las distancias insalvables
y el rencor sordo por las incomprensiones.

Los padres no son amigos.
No deben serlo.
Pero los hijos aprendemos demasiado tarde
que a esas edades
no necesitamos complicidades
sino amor y respeto por ambas partes.

Camino por las calles que te conocieron.
En ellas no tengo identidad;
para todos sigo siendo:
la hija de "el sastre".

(MariluzGH)


A mi padre: Diego "El Sastre"

18 comentarios:

  1. En cuanto he leído "El sastre" me ha entrado algo por el cuerpo. Es un poema más emotivo que elaborado; en tu caso es un piropo. Me ha encantado. Besos, Mariluz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando vi el cuadro me sucedió algo parecido. Siendo de otra época, es evidente, me recordó a mi padre con su enorme tijera en la mano, dando forma a alguna chaqueta mientras silbaba :)

      Besos agradecidos

      Eliminar
  2. Precioso, Maariluz, e imagino que con mucho sentido añadido al sentimiento que percibimos.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse, me alegra saber que se percibe el sentimiento de esas palabras

      dos abrazos para ti

      Eliminar
  3. Un bonito homenaje a tu padre, Mariluz.
    Se nota en el poema la emoción mezclada con el recuerdo y el reconocimiento.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hace feliz saber que he sabido transmitir la emoción y el reconocimiento a mi "sastre". Gracias Isabel

      Dos besos para ti

      Eliminar
  4. Que honor arrastrar junto a ti la eterna presencia del ''el sastre'' que envidia y que torpeza no haberle acuñado un apodo a mi padre.
    Que belleza que dolor leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Caroline B.B., es lo que ocurre en los pueblos, pocos nos libramos del apodo familiar o particular. No sientas envidia, el mejor apodo que se le puede dar a un hombre es: papá/padre :)

      Belleza es recuperarte

      Eliminar
  5. Siempre caminamos por las calles que los conocieron. No conocemos otras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Amando... y a veces duele no haber sabido verlo "a tiempo".

      Dos abrazos para ti

      Eliminar
  6. Precioso reconocimiento, Mariluz. Diego "el sastre", qué nombre más bonito :) A los padres (y a los hijos) hay que cubrirlos de besos, para que luego no lleguen las nostalgias. Un beso de amigo, de esos que no se añoran, pero que dan calorcillo instantáneo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi padre era de un pueblecito más cerca del tuyo que del mío :)

      Se acepta el beso; y te mando dos con el mismo cariño, para ti

      Eliminar
  7. EL CIERRE ENMARCA MUCHA SENCILLEZ.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegra saberlo :)
      dos para ti, poeta

      Eliminar
  8. Ya lo creo que transmites emoción y sentimiento.
    Me emocionan tus versos y esa nostalgia que deja huella.
    Cariños varios, mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lolilla

      Abrazos grandes para ti :)

      Eliminar
  9. Hola Mariluz:
    Venciendo la pereza del nuevo año, recorro este sitio, donde sé que la amistad, aunque sea virtual me tiende su abrazo.
    ¿sabes? yo tabién me dicen que cada día me parezco mas a mi padre. Se ve que la edad nos acerca los rasgos y las identidades.
    Lo de los motes en los pueblos ha sido algo muy normal.Quisiera aprovechar para desearte de todo corazón un feliz tiempo nuevo.

    "La hija del sastre",
    esconde su nombre propio,
    en algunas calles;
    en otras lleva en los ojos,
    grabado el nombre que vale,
    el que se da a los amigos,
    el que lo mira el que sabe,
    que debajo de sus letras,
    esta un corazón que arde,
    con el mundo, con la vida,
    en cada pequeño detalle,
    donde queda lo que importa
    y se guarda lo que vale.

    Un fuerte abrazo Mariluz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has emocionado un montón querido Izara. Y tienes razón, mi abrazo -algún día no será virtual- es de amistad sincera.

      Fortísimo para ti y mi gratitud por los versos que me dedicas.

      Eliminar