3 de noviembre de 2019

El columpio

El columpio . Jean-Honoré Fragonard - 1767 - óleo sobre lienzo
WallaceCollection, Londres

Un paso dos pasos tres pasos y mil
Un agujero negro
Un silencio dos silencios y diez mil
Un vacío infinito
Un grito mudo un grito y cien mil
Un latido ausente

Un morir de ausencia
Viviendo colgada en una espera incierta
Interminable
Balanceando mi cordura en el columpio de la espera
De la muerte

Un dos tres adelante
Tres dos uno y atrás
Tres dos uno adelante
Un Dos Tres ¡crack!

(Mariluz GH)

8 de octubre de 2019

Caminante sobre un mar de niebla

Caminante sobre un mar de niebla - Casper David Friedrich
1818 - óleo sobre lienzo - Hamburger Kunsthalle, Hamburgo

Caminante sobre un mar de niebla
traspasada por milésimas partículas de lágrimas,
fantasma gris de sombra blanca.
Mujer al fin. Sin alma.

Sobre la roca firme salpicada de espumas de salitre amargo 
como el llanto de la gaviota de alas rotas.
Con botas de agua
me dejo engullir por esa leche espesa. 
Mujer al fin. Sin alma.

A lo lejos, tragado por la nube blanca
se adivina un horizonte y un brazo alzado.
O tal vez una montaña. 
O una torre de algas que asfixia la vida
mientras yo veo cómo pasa la mía sin hacer nada.
Mujer al fin. Sin alma.

(Mariluz GH)


26 de julio de 2019

Creación de las aves

Creación de las aves - Remedios Varo - óleo sobre masonita
Museo de Arte Moderno. Ciudad de México

A corazón abierto.
A cielo cerrado.
Durmiendo.
Esperando.

Como un artesano
despliego los colores,
las plumas, 
los picos,
los ojitos negros  -sin párpados...

Para la creación de las aves
solo necesito un cristal
un rayo de luna
una mesa sin jaulas
y mis manos.

Esperando.
Durmiendo.
A cielo abierto.
A corazón cerrado.

(Mariluz GH)


22 de junio de 2019

Venus de Urbino

Venus de Urbino - Tiziano - 1538 - Óleo sobre lienzo - Uffizi, Florencia.

Ante los ojos de los demás,
desnuda,
sobre una mesa de acero frío
sin las gasas de la mentira
que disimulen los trazos de mi cara. 
Desnuda y libre de censuras,
sin lujuria , sin violaciones ni abusos.
Así me sueño. Sin miedos.

Puedo abrir los brazos y abarcarte
rodear tu cuerpo todo y poseerlo;
puedo retenerte y dejarte ir,
—cuando yo quiera—
como una brisa suave y cálida
que escapa de entre mis dedos.

Puedo ser un vendaval de hielo seco
yo —mujer— dueña de mí y mis silencios.
Puedo amarte sin amar,
correr sin mover los pies del suelo.

Puedo ser yo sin tú saberlo
y también puedo ser tú sin yo quererlo.
Soy yo. Porque yo quiero,

¿Y tú?
Tú no puedes vencerme
—aunque me arranques la vida en el intento—
¡Soy libre hasta cuando arrastro tus cadenas!

¿Y tú?
Tú no eres mi carcelero,
sólo eres el asesino de mis sueños.

Desnuda, como la Venus de Urbino,
así encontraron mi cuerpo.

(Mariluz GH)


Por las mil y otras tantas asesinadas ignoradas en las estadísticas. ¡¡Ni una menos!!