31 de agosto de 2018

En memoria - Elvira Daudet

Elvira Torres Daudet, periodista y poeta
Cuenca 1938 - Madrid 2018


Se me ha muerto la voz,
ella, poeta realista,
que cantó como nadie al desamor
y la muerte en vida.

Ella que con sus lágrimas
escribió los más bellos poemas
al dolor y la desdicha,
a la soledad y al frío.

Ella que conoció el Amor
y, como toda enamorada,
se negó la felicidad
si no venía del hombre amado.

Ella que fue madre y padre de sus hijos
a veces fue la hija desvalida de ellos,
parasitando en sus abrazos 
para no caer en la locura
y sentirse viva.

Ella que rozó el infierno de la guerra,
luchó contra sus demonios
y se enfrentó a los dictadores
gritando sus injusticias,
entre pancartas, por las calles.

Se me murió la mujer, 
la poeta
la amiga.
Se me ha muerto la voz,
se nos ha ido Elvira.

(Mariluz GH)

15 de agosto de 2018

Saturno

Saturno - Francisco de Goya - 1921/1823
mural traspasado a tela - Museo del Prado, Madrid

Ni tú ni tus ojos
tan chiquitos
tan cerrados
tan tuyos.

Ni tú ni tus manos
tan ágiles
tan bonitas
tan tuyas.

Ni tú ni tus labios
tan serios
tan rojos
tan añorados.

Ni tú
ni yo...
todo está desolado
víctimas de un Saturno herido:
la tristeza.

(MariluzGH)

10 de abril de 2018

Autoexamen

Autoexamen - Carl Larsson - 1906
óleo sobre lienzo - Uffizi, Florencia
Tú me haces creer en la tristeza,
das vida a la tormenta
con tu solo movimiento de manos,
y si me miras
difuminas todas mis tinieblas.

Autoexamen de conciencia:
un payaso enamorado.

(MariluzGH)

8 de marzo de 2018

Adan y Eva

Adán y Eva - Tintoretto - 1550
óleo sobre lienzo - Gallerie dell'Accademia. Venecia

Y todo por una manzana,
tanto odio y destrucción
por una mísera manzana.

Desnudos de sentimientos,
como animales,
siguiendo su instinto
hombre y mujer
-Adán y Eva- 
libres, sin mácula;
puros en su virginidad
plena de deseos;
inconscientes del amor y del odio...
hasta que llegó ella: la manzana
y el gusano del pudor
y la vergüenza,
del miedo y los celos
haciendo exigir a Adán tres hojas,
en lugar de uno,
para tapar el sexo de Eva.

Y Eva... 
¡ay! Eva, que ya sabía más que el hombre
-en su afán de saber más-
vendió su libertad al diablo.
Y la nuestra a un desalmado.

(Mariluz GH)