8 de septiembre de 2013

La costa

La costa - Patrick Roberts - 1966 - óleo sobre tela
Arts Council Collection, Hayward, Londres

El sol implacable
deja sus huellas en ti
dibujando con la sal
el mapa de tus encantos.

Gotas deslizándose
formando ríos de sal y color
abriendo surcos en la piel seca,
de tu costa,
como la azada en la tierra.

El sol, el mar y tu.
La sal, la mar y yo.

(MariluzGH)

14 comentarios:

  1. Hay muchas teorías acerca de la sal en el agua de nuestro planeta Tierra. Yo creo que está ahí porque si no, no habría vida.
    Tu final parece mío, de los que me gustan a mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bixen, no sé si está en nuestro planeta porque sin ella no habría vida, lo que tengo claro es que la vida sería muy "sosa" ;)

      Me agrada que te guste ese final :) un abrazo

      Eliminar
  2. Tu poema, una ve más emociona y ya son muchas. Me lo llevo, es un canto al amor, la pintura, una excusa.
    Muchos besos, Mariluz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres un (en)canto :)

      besos MJ

      Eliminar
  3. Emociones, sentires que se van alejando mientras llega el tiempo del color rojizo, de las hojas secas...Que bonito me ha sonado y qie olor a mar llega hasta aqui.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pues si te llevé el olor del mar ya me doy por satisfecha, San :) ¡gracias!

      Besos para ti

      Eliminar
  4. Mariluz: emocionas como nadie cuando tocas el tema del mar!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu es que me quieres, Mercedes, y por eso lo dices. Y yo también te quiero a ti mucho :)

      besossss

      Eliminar
  5. Que te voy a decir guapetona, que viva la mar de tu tierra y viva tú.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que viva la mar de la tuya y tú más :)
      dos para ti, guapísima

      Eliminar
  6. Al ritmo del mar transcurre la vida, un placer pasar por tus letras Mariluz
    un abrazo
    cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío con tus visitas, Pedro. Un abrazo grande que atraviese mares

      Eliminar
  7. Pues entre la romanza, la imagen y las palabras, sólo queda imaginar esa azada sonora dejando un rastro de sal hasta la costa.
    Pasar por esta costa es quedarse...:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre eres bienvenido Eduardo. Gracias

      Un abrazo

      Eliminar