22 de mayo de 2011

Naufragio

Guerra de Cuba por Carmen Hidalgo

La despertó el rugido de los cañones y del sobresalto, el libro se deslizó de sus manos quedando abierto en el suelo. Y cuando lo cerró, experimentó la misma sensación que al salir de una tormenta. Sus ojos goteaban los restos del naufragio.
Mami te quiero

(MariluzGH)
Safe Creative #1105229275709

25 comentarios:

  1. En los tiempos de los naufragios no es mala cosa pensar en la madre...

    Necesitamos asideros.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  2. Es un texto sentido, lleno de una fuerza escondida, como de un sentimiento muy sólido.

    Hermoso escrito, cuya lectura será muy diferente frente a tus ojos que frente a los nuestros (lectoras/es), porque nace desde un rincón muy íntimo, muy tuyo.

    Un abrazo mamiluz, cuidate mucho.
    Besos y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  3. Es un minirrelato cargado de poesía, Mariluz, y a pesar de la tristeza que me evocan los naufragios, al mismo tiempo siento la búsqueda de esos puntos firmes que tenemos en nuestras vidas: Las madres.
    "Sus ojos goteaban los restos del naufragios" es una imagen digna de un poema.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Un naufragio siempre es desconsolador, recordamos a los seres que amamos cuando se nos quiebra la vida, un placer Mariluz
    un abrazo
    saludos

    ResponderEliminar
  5. LA IMAGEN SAGRADA DE LA MADRE, DE LA VIDA, LLEGA EN LOS MOMENTOS EN QUE EL ALMA SE ESTREMECE DE GOZO O DE PENA...
    HERMOSO QUERIDA AMIGA, TE ABRAZO

    ResponderEliminar
  6. Hay pesadillas más dramáticas que cualquier naufragio y lágrimas más saladas que todoss los mares...

    Besossss

    ResponderEliminar
  7. Quisiera ser siempre esa tabla de salvación para mis niños, pero sé que es imposible. Al menos estar lo suficiente para ellos. Es un microrrelato bastante inquietante, que me deja llena de preguntas y eso me gusta.

    Besoss

    ResponderEliminar
  8. Mariluz, no sé por qué no se me actualizan todas tus entradas. Tengo dos blogs con el nombre muy parecido y quizás yo los confunda... No lo sé,
    Lo siento
    ----
    Ya sabes que me encanta lo breve. Lo encuentro tan difícil como pletórico.
    Esto es un ejemplo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Despertó en una nueva etapa, en la que prometían que el barco se reconstruiría por completo, reparando todos los desperfectos del naufragio y del hundimiento, cuando ellos no entienden de timonear...

    un beso.

    ResponderEliminar
  10. Las guerras son muy dolorosas...separan familias...hijos, padres...y las del mar no son distintas...transmite mucha impotencia y dolor...que bien escribes, un abrazo muy cariñoso...

    ResponderEliminar
  11. La sensación de hundirse...es tan dolorosa.

    Un momento amargo como pocos. Tus palabras me lo han descrito de forma magistral...con tus cañones y todo.

    Un beso, mi preciosa Mariluz. Siento que tu corazón es más grande que tu...consigues calarme con tu sensibilidad.

    ResponderEliminar
  12. Los naufragios son triste y las madres están ahí para consolarnos.
    Precioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. El poder de los libros, de los buenos libros.

    Estoy convencido de que si la gente leyera más habría menos cañones y menos naufragios.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Me encantan tus micro ficciones :)

    Besote!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  15. En cualquier naufragio siempre es consolador tener a la madre a tu lado.
    He disfrutado leyendolo. Gracias por compartirlo Mariluz.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola Mariluz,todas las tragedias son espantosas y las madres siempre se mantienen en el silencio del dolor.

    Un abrazo!Isabel.

    ResponderEliminar

  17. Me encuentro descansando unos días en mi tierra bañada por el mar Cantábrico.

    Pero no por ello dejo de sentir la necesidad de pasar a dejarte unas letras para saludarte y desearte un hermoso fin de semana como presiento va a ser el mio también.

    Mis disculpas por no pasar a principio de semana, por más que lo he intentado me ha sido imposible...

    Desde esta tierrina donde estoy disfrutando de una vegetación de tan frondoso verdor, te envío un inmenso abrazo repleto de mi cariño!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  18. Ese "Mami te quiero" me llegó al alma.

    Impresionante microrrelato. Aunque parezca una paradoja es... enorme.

    Un millón de besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Jolín. Y salí y entré porque no me dejaba comentarte.

    ¡Hala!... Por tres veces.

    Más besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Hola, este comentario es para avisarte que eres nuestro blog destacado, y que estarás una semana en la portada de Punto Hispano a partir de este día.

    ResponderEliminar
  21. Naufragios venidos de la ley de la vida...

    Saludos y feliz sábado.

    ResponderEliminar
  22. Mariluz, ha sido breve...pero tan intensos los versos...que vivi cada instante!!!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  23. No hay nada más grande como decir: "te quiero".

    Un beso enorme, mi querida amiga Mariluz.

    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  24. La vida nos puede cambiar en un momento y borrar nuestra sonrisa. Mi solidaridad con el pueblo de Lorca.

    Besitos, amiga :)

    ResponderEliminar