6 de abril de 2017

Guernica

Guernica - Pablo Picasso - óleo sobre lienzo
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid

Hoy podría ser ayer, por el viento,
si no fuera porque ya no quedan hojas que llover
y solo se arrastran por el suelo
crujiendo bajo los pasos ausentes.

Hoy podría ser ayer
si no fuera por el hueco que dejó mi compañero
en la soledad oscura de la noche
mientras lo arrastraban lejos.

Hoy podría ser ayer
con sus estrellas titilando para mi en el cielo
si no fuera porque hoy soy yo
quien es arrastrado fuera de la trinchera
con los puños cerrados
y los ojos abiertos. Agonizando.

Hoy sería como mañana
si no fuera por el silencio que acompaña,
en un nuevo Guernica,
a los muertos de estas playas.

(Mariluz GH)

10 de febrero de 2017

El sueño

El sueño - Frida Kahlo - 1940 - Óleo sobre lienzo
Colección particular

Me resulta extraño pensarte
ahuyentar los silencios
recordando los latidos
de mi corazón vacío.
Ligero de latidos. 
Disonante.

Dormito el sueño
donde anidan los abrazos
y las risas cómplices -por nada por todo-
esperando que llegue la mañana.
Y mientras tanto
el reloj avanza despacio
con intermitente resonancia
y ella, amante fiel de su guadaña,
arropada con flores marchitas
vigila nuestros desvelos
vestidos de amarillo y verdes enredados.

La muerte siempre acecha.
En otro tiempo tuve miedo.

Mariluz GH

3 de octubre de 2016

Reflejos

Fotografía "Reflejos" - Pedro Jiménez©

Me desvanezco en ti,
sombra de tu memoria
convertida en millones de partículas
húmedas, blancas, grises...
ingrávidas.

Me difumino en ti
y multiplico tu presencia
en cada milésima de gota
que flota y me rodea
y me da forma de espectro
ingrávido,
gris, blanco y negro.

Me desdibujo en ti
por esas calles nuestras
orilladas de farolas ciegas
y altas torres sin humo,
vacías de vida,
con reflejos de soledad 
en las baldosas.

Me desvanezco en ti
como en un sueño irreal,
falto de luz,
donde solo existo 
porque tú me nombras.

(MariluzGH)


2 de octubre de 2015

El rescate

El rescate - Honoré Daumier - 1870 - óleo sobre lienzo
Hamburger Kunsthalle, Hamburgo,

Triste el hombre que ve morir a sus hijos
en pos de una libertad
que solo existe en sus sueños;
en sus pasos polvorientos a ninguna parte;
en las promesas de falsos libertadores.

Triste y cruel destino de quienes creyeron ser hombres
y solo fueron moneda de cambio 
entre mercaderes descerebrados 
que compraron el rescate 
con la sangre de sus propios hijos,
masacrados bajo las bombas
o ahogados en la orilla de cualquier playa.

Cruel el hombre que dibujó las fronteras 
con sangre inocente
y vendió su misericordia a cambio de mano de obra barata.
Para tranquilizar su conciencia.

Ya no suenan los acordes del Himno a la alegría
solo el tilín-talán de las treinta monedas de plata
que el eterno Judas cobró por tu dignidad.

Ya no hay hombres justos.
Ya no corren vientos de libertad.

(MariluzGH)