26 de abril de 2013

Los pilares de la sociedad

Los pilares de la sociedad - 1926
George Grosz - Nationalgalerie, Berlín

Hemos ido creciendo 
sobre los excrementos de los trabajadores
y en esa podredumbre se han cimentado
los pilares de la sociedad que nos sustenta:
la corrupción política
el tráfico de drogas
la economía deshumanizada
los fanatismos religiosos
el poder militar
y la banca.

Mientras, el pueblo cae vencido 
por la peor de las mentiras:
la democracia.

(MariluzGH)

10 comentarios:

  1. !Que frágiles cimientos!
    Un abrazo Mª Luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazo indignado lleno de cariño para ti, San

      Eliminar



  2. A veces puedo estar distante
    pero nunca ausente,
    puedo no escribirte,
    pero jamás olvidarte...
    y cuando me necesites, puedo
    no estar cerca, pero jamás abandonarte...
    porque estas en mi corazón!!

    Hoy me encuentro celebrando,
    el 5º aniversario del nacimiento
    del blog de La gata coqueta
    y sin pararme a pensar
    en mi torpe atrevimiento...
    ...al pasar sin avisar,
    para entregarte la invitación a la celebración,
    que de mano me harías sentir muy feliz brindando a mi lado.

    ¡¡Gracias por asistir a la que desde siempre ha sido tu casa!!

    Un abrazo desde el ❤ y con el ❤
    Feliz domingo!!

    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María del Carmen :)

      Abrazos para ti

      Eliminar
  3. Vencidos, sin esperanza...

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Unos cimientos despiadados. Con ellos, sólo vamos al desastre.
    Hemos de partir de otros orígenes, inventar un nuevo orden.
    ¿Será posible o está en nuestra naturaleza "ser lobos para nosotros mismos"?
    Poema duro y muy real en este difíciles tiempos.
    Un beso, Mariluz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, me tienen tan avergonzada con sus actos que ya ni me pregunto quién es el más lobo :(

      beso para ti

      Eliminar
  5. La democracia no es una mentira. Su democracia sin embargo sí lo es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Qué tremenda alegría me da verle por estos rincones después de tanto tiempo!!!

      Voy a su casa ahora mismo D. Adivín

      Tienes razón, el matiz está en que ésta es la única que he conocido.

      Un gran abrazo

      Eliminar