10 de marzo de 2013

Dominio de la ruptura

Dominio de la ruptura - Sigmar polke - 1998
técnica mixta sobre tejido de políéster
Albright-Knox Art Gallery, Buffalo

Ninguna filosofía puede demostrar
que el desamor se combate amando.
¿Cómo curar mis heridas
si tu me ignoras y yo te amo?

Nuestros mundos
-por opuestos-
se atraen con lujuria
pero sin amor.
Demuestro la inutilidad de tus largas frases
frente a una mirada
que lo dice todo
y un roce que no dice nada.

Pero acabo mi penar vacío.
No más silencios ni sumisiones.
Nada de caricias soñadas.
Voy al encuentro con la Vida.

Romperé viejas ataduras convencionales;
hipócritas tradiciones
enmascaradas de cultura.
Renuncio al sofocante ministerio
y declaro mi total Dominio de la ruptura.

(MariluzGH)

7 comentarios:

  1. HAY REMEDIOS MUY AMARGOS, PERO EFECTIVOS. GENIAL CREACIÓN.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto, amigo poeta!

      Un abrazo para ti

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Tranquila María Jesús, de sentimiento propio solo puedo responder por la última estrofa, los últimos versos. Los anteriores son sentires ajenos que capto cuando voy por la calle o recordando conversaciones o simplemente imaginando las situaciones de muchas personas, mujeres sobre todo.

      Abrazos grandes para ti :)

      Eliminar
  3. La vida va pasando y los caminos que hemos de recorrer son imprevisibles. Lo mismo le sucede al amor, nunca se sabe cuando dejará su ser para pasar a llamarse desamor.
    He estado una temporada que no podía comentarte porque no me aparecían las reglas laterales. Pero he venido por aquí, aunque sin dejar huella.
    ¿Te lo ha comentado alguien más?
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Está bien romper ataduras e ir al encuentro con la vida. Pero... que la lujuria nos acompañe siempre, por dios :) Beso, Mariluz.

    ResponderEliminar
  5. Difícil pero la única solución.
    Hermoso
    Un beso

    ResponderEliminar