2 de febrero de 2013

La partida de ajedrez

La partida de ajedrez - Sofonisba Anguissola - 1555
óleo sobre lienzo - Muzeum Narodowe, Poznan, Pololia

El ágil salto del caballo
la enfrentó al alfil pecador
junto a la torre sin homenaje,
con el pendón al vuelo,
sin reino, sin campo de batalla
y con el ejército rendido.

Los peones que la rodeaban
cayeron de bruces al fango del horror
y el rey vencedor
al pueblo, retira doblegado.

La reina ha caído 
en la partida de ajedrez que es la vida.
Jaque mate.
En el desamor no hay tablas.

(MariluzGH)

31 comentarios:

  1. Sí, caída la reina, el rey poco puede defenderse y el jaque mate es cantado. Esas cuatro generaciones de mujeres no dejarán caer a la reina.
    Y, desgraciadamente, en el desamor no hay tablas, tampoco en el amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tengo que aclararte, María Jesús que no son cuatro generaciones. Son las tres hermanas de Sofisma Anguissola y la cuidadora que no las dejaba ni a sol ni a sombra...

      abrazo de sábado

      Eliminar
  2. Me encantan tus pinturas versadas. Es fantástico, lo que se puede percibir. No me había fijado en las cuatro generaciones que ha tan bien ha visto María Jesús. Me he quedado embobada en la partida; en el caballo tan poderoso, junto al alfil. Y sin dama, es difícil cubrir al rey. En cuanto a la sentencia final, nada más cierto. Las tablas no se dan en el amor. Frase que no se me olvidará, seguro. Besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya digo a MariaJesus que no son cuatro generaciones...

      Me gusta que te guste jajajaja ya hablaremos del tema

      abrazos y ¡hasta mañana!

      Eliminar
  3. El ajedrez mi querida MARILUZ es un juego de estrategias, como en el amor... aun cuando no sean ni conscientes los jugadores, pero creo que sí que puede haber tablas en el desamor, a corto plazo no lo parece... a medio largo plazo si los jugadores son inteligentes y generosos sí... estoy convencida que sí. Tus letras desde luego son de jaque mate:-)

    Este cuadro que jamás había visto, es muy curioso y especial, pero fijándome y leyendo los comentarios de Maria Jesús e Isolda.. no sé yo si hay cuatro generaciones, a mi me parece que caben tres posibilidades o es una madre y tres hijas, o una madre y su hija jugando con las suyas o dos hermana la hija de una y su abuela jajaja ¿lo ves? mil combinaciones como las opciones de movimiento en le tablero... me encaanta el ajedrez, pero soy malísima... eso de meditar despacio las jugadas, no me va... yo .. me acelero toda y me crujen ¡¡claro!!:-)

    Graaaaacias por esto y por todo bonita.
    Muuuchos besos MARILUZ y muuuy feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres una mujer especial María, ves siempre el lado positivo y bello de las personas... entre enamorados no hay generosidades ni a la larga ni a la corta -por regla general.

      Y efectivamente, como ya he dicho, no son cuatro generaciones sino tres hermanas y su aya.

      Ya me imaginaba que el ajedrez y tu sois incompatibles jajajajajajaja

      Abrazos para ti, guapa

      Eliminar
  4. Por cier... espero que estés más animada bonita y sobre todo en paz... me da envidia cuando el otro día me decías que tú te lo tomabas todo con calma... somos el día y la noche en eso jajaja si nos mezclamos seguro que sale la medida justa.

    Cuídate mucho y ánimo... tienes mucho y bueno preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en la calma que permiten las circunstancias, María. Nos cuidamos ambas ¿vale?

      ahora un beso

      Eliminar
  5. Un beso con mi admiración plena para la poetisa, la socióloga, politóloga, filósofa y tantas áreas más de la misma amiga, que bien puede jugar ajedrez, o verlo, o criticarlo, o sublevar a los peones...

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla...me he podido sentir en el campo de batalla, entre los sonidos de la guerra.
    Pobre reina abatida bajo un rey fustigador.
    Eres increíble mi mami querida.
    Un super beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos luchamos en la misma batalla

      Otro supergrande para tis, Bea :)

      Eliminar
  7. UN CIERRE MUY VERTICAL, TAJANTE, CERTERO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida misma, estimado poeta

      Un abrazo para ti

      Eliminar
  8. Que casualidad nos hemos cruzado en nuestros blogs...por si no lo lees. El bebé no es mio. Es de una buena amiga.

    Un beso, guapetona.

    ResponderEliminar
  9. En el desamor no hay tablas, pero posiblemente, tampoco vencedores. Todas las fichas caídas sobre el tablero.
    Sugerentes imágenes. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El club de los perdedores...

      abrazos, Amando :)

      Eliminar
  10. ¡Qué bonito cuadro y qué bonito poema te inspiró!.

    ¿Sabes?. Yo creo que, en esta vida, sólo existen las tablas en el ajedrez.

    Besos y abrazos elevados al cubo, bichi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que te guste, Mar :D

      También me gusta que pienses así, pero no lo comparto, pero me quedo con todos los besos y abrazos y los multiplico para ti, bichito azul :)

      Eliminar
  11. Me gustan las miradas del cuadro, son todo un diálogo. No soy de ajedrez y por ello quizás prefiero creer que las tablas no existen, ni en la vida ni en el amor, todo tiene una continuidad, antes o despues.

    Un besazo, y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me llamó la atención las miradas del cuadro.
      Y el saber que lo pintó una mujer ¡en el Renacimiento! me animó a escribir :)

      Besazos para ti

      Eliminar
  12. En el desamor no hay tablas ni balas que maten el dolor.
    Bellisimo Mariluz, como siempre consigues acariciar sentimientos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensaba yo, Caroline... eso he aprendido con los años.

      Me anima saber que te gusta :) dos besos para ti

      Eliminar
  13. No. No hay tablas. Siempre pierde uno.

    Lo que si gana una es leyendo poemas como este tuyo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Trini, viniendo de ti es un empuje a seguir trabajando las palabras :)

      Besos

      Eliminar
  14. A mi lo que me sorprende un poco ( debido a mi ignorancia en el tema, supongo) es que este lienzo sea de una pintora, y no por creer que esta actividad sea sólo de varones, si no porque imagino que en aquella época la mayoría de los pintores eran del género masculino.

    En fin...

    El ajedrez siempre me ha parecido un juego un tanto artístico, y tu como siempre fantástica a la hora de escribir.

    Un abrazo hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ella, Sofonisba Anguissola fue una adelantada a su tiempo. Su padre era un hombre de mente abierta y educó en las artes a todas sus hijas donde Sofonisba destacó sobre las demás, con 27 años llegó a ser pintora de la familia de Felipe II (de quien pintó uno de sus retratos más conocidos, atribuido originalmente a un hombre).

      Gracias por tus palabras :)

      Dos abrazos para ti

      Eliminar


  15. Estamos de nuevo en el mes del amor y la amistad…

    Las flores ensalzarán la brillantez de los textos y la poesía recorrerá las cumbres de la vida en busca de la esencia de ese amor desconocido, hasta encontrarlo…

    Y yo un gorrión con patitas de algodón quisiera ser…
    Para refugiarme, en las alforjas del tiempo y presenciar la complicidad de la luna en el teclado del silencio, que ingenuo se sonrojará, de aquellos sueños poéticos que viajaran por las cornisas del pensamiento en busca de la utopía del amanecer…

    Un abrazo de emociones
    Y un beso de ilusiones.

    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
  16. Siempre hay oportunidad de otro juego Mariluz, aunque siempre estaremos jaque ante los juegos que nos depara la vida, un placer
    un abrazo
    cariños

    ResponderEliminar