8 de febrero de 2013

El eslabón perdido


Mi padre nunca me llevó al cine. Tampoco al fútbol ni a los toros ni al boxeo. Tal vez por eso nunca quise ser bombero ni astronauta, ni tan siquiera policía como él.

Yo quería ser “padre”. Solo padre;  y llevar a mi hijo a pescar y al fútbol y al cine y al boxeo y a los toros y al teatro. Y quería que mi hijo quisiera ser bombero o astronauta o policía. Incluso sepulturero. Como yo.

Que la tierra te acoja y guarde tus secretos, padre. 

Que la tierra se abra pronto para acompañarte, hijo.

(MariluzGH)

7 comentarios:

  1. Jo, qué fuerte, no? Impresiona y mucho!
    Cuánto dices en tan pocas palabras.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Intenso el texto, como esa tierra que se abre y acoge. Un abrazo.

    ResponderEliminar


  3. Paso a saludarte…
    Vestida de felicidad,
    Con rosas de paciencia
    Y aromas de prudencia.

    Deseando…
    Que el fin de semana valla pasando
    Enarbolando,
    Los sueños que te vallan rozando.

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
  4. Explícame: ¿el padre quiere que su hijo herede su oficio? y se encargue de enterrar los malos recuerdos, tal como él hizo con la memoria de su padre?

    Felicidades cumpleañera :))

    un fuerte abrazo MariluzGH

    ResponderEliminar
  5. Imagino que no hay dolor más grande, que sepultar a aquellos a quienes les has dado vida.

    Aún más doloroso, que sepultar a quienes te la dieron.

    Tristes palabras, Mariluz.

    Un beso alegre, para contrarrestar.

    ResponderEliminar
  6. TREMENDO TEXTO. ME TRAMA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  7. Muy fuerte, muy intenso... con todo tu ser. Cuánto te admiro.
    Besos, amiga!!!

    ResponderEliminar