5 de febrero de 2012

El cayado de Moisés


El comandante de la Guardia Suiza nunca llegó a cruzar el umbral. Apenas tuvo tiempo de comprender lo ocurrido. Había estado persiguiéndola por los pasillos, le ordenaron impedir que llegara a manos del pontífice.

El secretario de Su Santidad cerró el “Libro Negro” tras memorizar el conjuro. La profecía sobrevolaba la humanidad y solo había un único objeto capaz de evitarla. Pero había desaparecido.

Pedro II, recién investido, se asomó al balcón para bendecir al pueblo reunido en la Plaza. En el momento de alzar su mano, el secretario advirtió el movimiento tras las cortinas y antes de que la serpiente lanzase su mordisco letal musitó: “Non nobis, domine”… y cayó al suelo provocando un sobresalto en el nuevo Sumo Pontífice que –azorado por una posible torpeza suya- se agachó, incomprensiblemente ágil, para recoger el milagroso cayado de Moisés, elegido para su pontificado.

La bala atravesó el vacío dejado por la repentina desaparición de Su Santidad y se incrustó en la frente del comandante de la Guardia Suiza, apostado tras el umbral de la puerta.

(MariluzGH)

Safe Creative #1202051033832

'cuentos antiguos' actualizados

24 comentarios:

  1. Anonadada me he quedado.

    Ya dicen que en en Vaticano pasan cosas raras, pero esta, además de rara, es milagrosa.
    Algunos podían llamarlo milagro (para PedroII) los otros mala suerte (para el pobre guardia). Los más mundanos lo llamarían casualidad.

    Te felicito por el relato

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sucesos casuales? o quizás premetidados, nunca se sabe..
    Un abrazo, preciosa!!

    ResponderEliminar
  3. MariLuz, me has vuelto a sorprender y muy gratamente.
    Un beso por dos.

    ResponderEliminar
  4. Es parte de un nuevo libro? Me gusta!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Mimi :) son relatos que salen después de leer una frase, una propuesta de concurso, ver una noticia... me alegra que te guste :)

    abrazos para ti

    abrazos para todos :)

    ResponderEliminar
  6. Por los comentarios anteriores a todos les gusto. A mi me encanto...
    Un relato que se expresa muy natural, hasta que se hace real al promediarlo sorprendiendonos en el desenlace muy habilmente.

    Tiene tinta de libro y celuloide de Hollywood. Permíteme felicitarte.

    Tamally maak
    Daniel

    ResponderEliminar
  7. Me has dejado con una gran sonrisa tras la lectura, Mariluz.
    Es un relato irónico; incluso, tiene algo de corrosivo, pero lo encuentro muy bueno, muy atinado y muy efectista. Ay, para todo lo que sirve un cayado...
    Lo único es que me da pena ese pobre jefe de la Guardia Suiza, jajaja.
    Un abrazo agradecido por la estupenda lectura.

    ResponderEliminar
  8. Caprichoso es el destino...

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Estupendo microrelato. Despues de todo y sintiéndolo por el guardia suizo, hemos de alegrarnos, porque ¿no dicen que sólo quedan dos papas y se acabará el mundo?, pues que duren, que no me apetece tener ningún fin del mundo, ni dulce ni amargo, jajaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo con José Vte, siempre es interesante leer tus propuestas, novedosas y originales.
    Moisés escribió los mandamientos y la Biblia negra?

    mañana termino de leer.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Bello es leerte siempre amiga.. gracias por pasar por mi espacio..

    después de tanto tiempo..


    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  12. Impecable como siempre tu escritura
    ¿Cuántas serán las balas erráticas que no darán en el blanco? ¿Cuántas serán las balas que deberá seguir soportando la humanidad
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Da gusto leerte, Mariluz. Me gusta tu imaginación. Al recordar estos episodios y otros sagrados, pienso en la putada que le hizo la Biblia a pobreticos animalicos como la serpiente, o a plantas inocentes como la cizaña. Llevan 21 siglos sin levantar cabeza por la "gracieta" del libro de los libros.

    ResponderEliminar
  14. "Pero sobre todo, les deseo que este golpe, que ustedes han voceado desde hace años, no se vuelva en contra de nuestra sociedad, por las graves consecuencias que la jurisprudencia sembrada pueda tener".

    Este señor se saltaría las normas pero estaban justificadas, en ambos juicios.
    Me molesta que este señor sea apartado de la justicia y que los que han promovido tal acción sean de derechas... resulta demasiado sospechoso.

    un abrazo Mariluz

    ResponderEliminar
  15. Toda una secuencia en perfecto encaje.
    Un poco de mala suerte la del comandante, no? A veces el más pequeño e inconsciente gesto puede cambiar el rumbo de la vida.
    Dos abrazos, con un poco más de puntería :)

    ResponderEliminar
  16. ¡Me ha encantado, niña!... ¡Qué buen relato, Mariluz!.

    Engancha desde el inicio...

    Me voy con una sonrisa. ¡Eres grande, mi pequeña!.

    Un millón de besos y abrazos. Todos para ti.

    PD. Oye, ¿no había por ahí una profecía que decía que el mundo se acabaría bajo el papado de Pedro II?... Yo no he dicho nada, eh?.

    ResponderEliminar
  17. Precioso texto el que nos has dejado.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Pase simplemente a saludarte y dejarte mi cariño

    Estas invitada a la "cazaconejos"
    http://nidaeldore.blogspot.com

    Besos Daniel

    ResponderEliminar


  19. Hoy día del amor y la Amistad me detengo a tú lado, para sentirme arropada por el calor y el afecto entrañable que se respira en este tu espacio.

    Para los enamorados;
    que lo han estado,
    para los que lo están,
    y para los que pronto
    lo estarán.

    Para todos ellos!!

    ¡¡Feliz día de San Valentín!

    Muackkkkkkk
    Muackkkkkkkkk
    Muackkkkkkkkkkkkk

    De esta tu siempre amiga…

    María del Carmen



    ResponderEliminar


  20. La Vida es espectacular y hay que aprovechar a disfrutarla en todas sus vertientes, incluido el carnaval que mañana es su día grande y algunos de los más jóvenes lo pasaran en grande devolviéndoles la ilusión a los no ya tan jóvenes...

    Te deseo un fin de semana lleno de todo aquello que tu alma necesite por abrigo...

    Un beso
    un abrazo
    y mi aprecio
    para siempre

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  21. Mariluz,buenísimo tu relato,casualidades concatenadas,que parecen "causalidades"...
    Te felicito por tu maestría y agudeza...
    Espero que estés mejor,más animada y fuerte...Te dejo un abrazo manchego y tres besos madrileños.
    Que pases un buen domingo,sé feliz,te lo mereces siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  22. El vaticano es buena materia para crear historias. La tuya querida amiga, sobresalta y se posa de nuevo en su lugar. Matices y buena prosa, como ya nos tienes acostumbrados.

    Un fuerte abrazo; llego tarde, pero no te abandono. ;)

    ResponderEliminar
  23. Fantántico!!

    Pedro II, el último papa.
    El cayado de Moisés, siempre tan milagroso.
    Y su encuentro en este relato con tanto contenido y continente, con tanta historia e Historia.

    Dan ganas de seguir leyendo de dónde viene y hacia dónde va.

    Un abrazo,
    Ricardo

    ResponderEliminar
  24. Magnifico y trepidante relato, amiga

    Me encantó...

    ResponderEliminar