15 de noviembre de 2010

Melancolía


A ti, límpida melancolía
-madre de versos pasados-
en esta noche sombría
te reclamo.

Ángel de dudas insomnes,
forjadora de lamentos,
devoradora de amores
esparcidos por los vientos.

Grandes voces sucumbieron
al poder de tus encantos
y entre las olas se hundieron
con besos envenenados.

No quiero de ti las rimas
ni saciarme de amargura,
no busco para mi vida
tormento ni muerte alguna.

Quiero borrar el dolor
al que dedicas tus horas frías.
Te invoco en nombre del amor
para decirte: ¡adiós, melancolía!

(MariluzGH)

Safe Creative #1011157857392

31 comentarios:

  1. ¡Adiós melancolía!

    Llega el momento en que de verdad se decide así "de simple", pero conlleva un paso a paso por donde una no quisiera volver nunca más a pasar.

    Llegamos o caemos en ella en un momento cualquiera, por la llegada de un suspiro, de un recuerdo, una canción o las ganas inemnsas de NO levantarse de la cama.

    Adiós melancolía. Al salir cierra la puerta y por favor por aquí no vuelvas.

    Mamiluz, un escrito que me hace entrar en las penumbras de la melancolía a pesar de que hoy decidí por lo menos levantarme de la cama.

    Un abrazo.
    Cuidate mucho.
    ¡Adiós melancolía!
    Buen post.
    Beso y una caja de magia.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hermosa manera de despedir a la melancolía!

    Esa señora de ojos vidriosos y mirada ausente, que sin permiso, se sienta a nuestra vera y nos abraza fuerte.

    Te invoco en nombre del amor
    para decirte: ¡Adiós, melancolía!

    ¡Bellísimo!

    Me escapo de mis apuntes un momento, para darme el gustazo de leerte. Pronto vuelvo.

    Un millón de abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Te llamarás silencio en adelante.
    Y el sitio que ocupabas en el aire
    se llamará melancolía. Escribiré en el vino rojo un nombre:
    el tu nombre que estuvo junto a mi alma sonriendo entre violetas.
    Ahora miro largamente, absorto,
    esta mano que anduvo por tu rostro,
    que soñó junto a ti.
    Esta mano lejana, de otro mundo
    que conoció una rosa y otra rosa,
    y el tibio, el lento nácar.
    Un día iré a buscarme, iré a buscar
    mi fantasma sediento entre los pinos y la palabra amor.
    Te llamarás silencio en adelante.
    Lo escribo con la mano que aquel día iba contigo entre los pinos.

    Eduardo Carranza

    Excelente poema para enloquecer (en primer lugar) y ahuyentar y alejar la melancolía, ese decaimiento y pena que no tiene razón de ser, sentir como el mordisco de un perro que logra soltarse de nuestro pantalón...
    Es precioso, me gustó mucho. Ya me vas conociendo y suelo convivir con esta añoranza absurda...

    Un saludo y gracias por tu amable, reflexivo comentario, me gustó mucho (lo de los enamorados me encantó).

    ResponderEliminar
  4. Mariluz, siempre será bueno desechar tristezas y melancolías. La vida puede ser amable, tiene pocos días y los que tiene...hemos de gozarlos.
    Yo también me a punto a ese adiós.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  5. LA MELANCOLIA ES UNA OLA DE BAIVENES CANDILEJAS DIVINA Y LA PELICULA ME HIZO LLORAR BESITOS GAVIOTA

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno el poema Mariluz, que coincidencia y solo con unas horas de diferencia, hemos tratado el mismo tema, felicitaciones
    un abrazo
    cariños

    ResponderEliminar
  7. Entre tus versos, me reconforto este ajado cuerpo, resucitandose a la vida.
    Bellas letras, señora.

    Abrazos.
    Myles.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Mariluz:

    El dolor lo borra el paso del tiempo, es el más aliado para olvidar la nostalgia de la tristeza.

    Bellos versos aunque esten regados de melancolía.

    La imagen en movimiento me ha gustado mucho, yo nunca supe ponerlas así en mi blog.


    Un besazo, Mariluz.

    ResponderEliminar
  9. Dolor y nostalgia siempre de la mano, siempre a contra tiempo.
    ¿Por qué borrar el dolor? ¿Por qué no admitir que es parte de nos?
    Bella siempre tu voz querida amiga.
    Besos muy cercanos piel con piel.

    Néctares

    ResponderEliminar
  10. Adiós melancolía, nunca serás lo suficientemente fuerte como para hacer frente a lo que vendrá, ¿qué tiempos aquellos? ¡qué tiempos aquellos que ni vienen ni van! estamos en ellos, esos son mis tiempos.

    Me ha gustado mucho Mariluz!!!!!!!!

    abzos!

    ResponderEliminar
  11. Te felicito por dejar atrás el recuerdo melancólico,tomando al amor por bandera...El presente hemos de vivirlo con ilusión y voluntad de entrega.
    Mi gratitud por compartir y mi abrazo grande,Mariluz.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  12. Oajalá que en nombre del amor, siempre se esfume la melancolía. Del amor en todas sus facetas, en todos sus estadios.

    Muy hermoso

    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Sólo en nombre del amor vale la pena despedir la melancolía. En otras circunstancias quizás hasta sea reconfortante que viva en nosotros.
    Hermosos versos...

    ResponderEliminar
  14. Nada se borra, ni tan si quiera la desesperanza, ni la melancolia, el dolor... Todo forma parte del bagaje de nuestros equipajes.
    Bellisimo MLUZ.

    BESSS

    ResponderEliminar
  15. La sonrisa

    Se acerca
    el fin de semana

    Y ello hace
    que sienta la necesidad

    De robarte
    el gesto de una sonrisa

    Para llevarla
    prendida en mi pecho

    Y recrearme
    de la agradable sensación

    Que has acumulado
    durante el resto de los días
    pensando en su llegada...

    ¡Gracias por tu sonrisa!
    Que a colmado mi espacio vital

    ¡Feliz fin de semana para ti Mariluz
    y para aquellos que te acompañan!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  16. Como siempre estupendo. Por aquí ando echando un vistazo por tus cosillas. Pasa un buen fin de semana.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Una pluma de cristal me ha traido a este lugar
    Donde descansa la poesía entre imagenes por ti apresadas con los ojos de la vida...
    Interesante lugar donde poder relajar el espíritu inquieto que me domina.
    Un placer leerte y curiosear por tu blog, hay imagenes fantasticas...

    ResponderEliminar
  18. Lindo blog Mariluz.
    LLegué de la mano de María y no me arrepiento. Me quedo un rato buceando en tu mar de letras e imágenes.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. Hola! precioso blog, gracias a Maria he llegado aqui.

    Un poema muy sentido, dejastes atras la melancolia... Ahora es el momento de recuperar el rumbo perdido.

    Un saludo! y feliz semana.

    ResponderEliminar
  20. No te vayas todavía
    querida señora mía,
    porque no podre experimentar alegría,
    sin pasar momentos contigo,
    querida amiga, señora melancolía...

    Querida Mariluz, me encantó y tu espacio una belleza, te sigo para tenerte cerca....
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Invierno sin nombre de penas y melancolías, de tristes historias de dolor y horas frías que abatidas se inclinan devorando amores…en busca de la poesía.

    Un beso Mariluz

    ResponderEliminar
  22. A veces hay que pasar por ese estado de melancolía, esperemos que no dure mucho.
    Precioso poema. Escribes muy bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Gracias por tus amables palabras regaladas en tu comentario. Me gustaron mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Me trajo de la mano María con la entrevista que te hizo, me gustó mucho tu blog. Esa poesía sobre la melancolía es muy buen, me gusta "madre de versos pasados" aunque pienso que la melancolía siempre está presente
    Yo scribí también algo con ese nombre, si gustas leerlo

    http://nochesmias.blogspot.com/2009/06/melancolia.html

    Ya soy tu seguidora
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  25. Cuánto me alegra que mis lectores hayan tenido el bonito detalle de venir a conocer tu blog, querida Mariluz, y que se hagan tus seguidores, el mundo de los blogs es algo maravilloso.

    Desde aquí mi agradecimiento a todos por su gesto tan bonito, y les mando un beso muy fuerte.

    Y a ti un abrazo muy fuerte por haber hecho de la entrevista un fiel reflejo de la transparencia humana de una gran persona.


    Muakssssssssssssssssssssssss.

    ResponderEliminar
  26. Vaya, amiga, que valentia... Alguien, al fin, se atreve claramente a decir adios a la melancolia...

    Bellisimo poema, amiga

    Felicidades por el...

    ResponderEliminar
  27. Una despedida a veces esperada, a veces temida.
    Tus palabras la llaman y me quedo un rato gozándola.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  28. Mil gracias a todos por vuestras cariñosas palabras... a los recién llegados seáis bienvenidos, es un honor

    abrazos para todos

    ResponderEliminar
  29. adiós melancolía...me sumo a eso, ojalá se valla entonces.
    Un abrazo Mariluz.

    ResponderEliminar
  30. Soltar los hilos del espiral no es tan sencillo, pero las movidas se comen los tejos así como el tiempo anestesia las heridas.

    ¡Adiós melancolía, este cuerpo es de mi alma, no de tu presencia!

    Muy hermoso como siempre, querida amiga. Llenando los vacíos con tus hermosos versos.

    Un inmenso abrazo para vos.

    ResponderEliminar
  31. Si... Adiós melancolía. Pero cuantas veces ella nos ha inspirado tan bellos versos...

    ResponderEliminar